Skip to main content

El contrato ha existido desde que la sociedad existe: es una herramienta fundamental para legitimar y sustentar un intercambio comercial.

Un contrato, definido a modo de diccionario, es un acuerdo de voluntades que crea obligaciones a las partes involucradas y cuenta con respaldo jurídico; esto quiere decir que dos o más personas pactan términos y condiciones sustentados por un documento.

Los contratos se han transformado conforme la tecnología y el derecho han evolucionado, y, a día de hoy, inmersos en el mundo tecnológico en el que vivimos, podemos hablar de contratos inteligentes.

Un contrato inteligente es un programa informático diseñado para ejecutarse de manera automática al cumplirse condiciones predeterminadas, lo cual elimina a intermediarios y costos operativos, además de brindar gran seguridad y fiabilidad.

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

La tecnología que respalda a los contratos inteligentes es la cadena de bloques o blockchain, que, a grandes rasgos, es una base de datos pública y descentralizada que es validada constantemente por múltiples nodos (dispositivos conectados a la red que transmiten, procesan y almacenan la información).

Esta tecnología permite que cada movimiento realizado sea completamente rastreable, esa es la belleza de la cadena de bloques: es como un gran libro de contabilidad comunal e inmodificable que constantemente es corroborado por varias personas, imposibilitando un control centralizado.

Entonces, gracias a esta tecnología, los contratos inteligentes pueden asegurar que los términos acordados se cumplan.

Creación de contratos inteligentes

Solidity es el lenguaje de programación por excelencia para crear aplicaciones distribuidas (Distributed Applications o Dapps), al igual que contratos inteligentes; fue creado en 2014 por diferentes colaboradores del Proyecto Ethereum, aunque el lenguaje no está restringido a la cadena de bloques de Ethereum, sino que también se puede implementar en Tron, Binance Smart Chain, Hedera Hashgraph y muchas más cadenas de bloques.

También existe Vyper, un lenguaje mucho más sencillo que Solidity, ya que elimina algunas de las complejidades de este último, como las funcionalidades orientadas a objetos, modificadores, llamadas recursivas y bucles infinitos.

Y, como último ejemplo de lenguaje de programación utilizado en contratos inteligentes, tenemos a Rust, el más reciente en la industria. Rust permite a los desarrolladores construir sistemas de cadenas de bloques rápidos y eficientes, por lo cual ha ganado mucha fama en los últimos meses.

Usos de contratos inteligentes

Al ser una herramienta tan útil, los contratos inteligentes se han implementado en gran cantidad de sectores: finanzas, medicina, jurídico, bienes raíces, logística, aseguradoras, arte y mucho más; por ejemplo:

  • Salud: Robomed Network es un ejemplo de cómo se han implementado en el sector salud; esto posibilita que los datos confidenciales de los pacientes estén completamente protegidos.
  • Música: Tune.fm permite a artistas y músicos publicar canciones de forma completamente gratuita a la vez que monetizan sus reproducciones.
  • Bienes raíces: Propy es una de las primeras empresas inmobiliarias en garantizar transacciones justas mediante este tipo de contratos; también permiten ser co-propietarios de construcciones o territorios, facilitando y permitiendo la inversión a un mayor número de personas.
  • Identidad digital: Un contrato inteligente puede validar información de manera completamente segura, como es el caso de MyEarth ID, una organización que asegura que las personas son quienes afirman ser; esto tiene aplicaciones potenciales en trámites financieros, médicos, jurídicos, etcétera.

Restricciones actuales 

Sin embargo, al ser una tecnología emergente y vanguardista, aún tiene ciertas restricciones, como la escalabilidad, que resulta en transacciones lentas.

Otro gran factor que impide a las grandes corporaciones aplicar contratos inteligentes es la privacidad ya que, al ser una tecnología inherentemente pública, inquieta a las compañías al saber que todos tendrán acceso a cifras e información sensible.

Es por eso que han surgido opciones más privadas, como es el caso de Algorand, que está trabajando en co-cadenas de bloques independientes a la cadena de bloques principal; esto podría ser la solución definitiva para empresas y bancos.

Futuro de los contratos inteligentes

Con certeza, los contratos inteligentes tendrán gran repercusión en cada aspecto de nuestras vidas, ya que es una tecnología innovadora que resuelve muchos problemas.

  • Eliminan la necesidad de intermediarios, simplificando y abaratando la cadena de suministro.
  • Cuentan con completa transparencia, ya que, de no cumplirse los términos acordados, el contrato inteligente no se ejecuta.
  • Al ser una tecnología virtual, acceder a ellos es más rápido y eficiente.
  • Cuentan con altos niveles de encriptación y seguridad.
  • Al contar con una naturaleza descentralizada, permiten que toda acción o transacción pueda ser verificada por cualquier persona.

Estas características revolucionarán la manera en la que las empresas harán negocios. No obstante, Paul Brody, líder global de blockchain en Ernst & Young, en una entrevista realizada por Cointelegraph comenta:

“Las empresas implementan sistemas lentamente y, por lo general, solo cuando es necesario. Esto significa que las tasas de adopción que vemos en el mundo del consumidor no son probables. Lo que lleva una década para los consumidores puede suceder lentamente durante 30 años en el espacio empresarial.”

Así que quizá tome unos cuantos años para que podamos ver la verdadera repercusión de este tipo de tecnología, pero lo importante es que existe, que es una alternativa al modo sigiloso y clandestino en el que hoy en día trabajan las grandes corporaciones y que los contratos inteligentes cambiarán esto. 

Un día no muy lejano, un día que las generaciones actuales vivirán, constará de pagos comerciales, cadenas de suministro, análisis médicos y jurídicos, acuerdos artísticos y prácticamente cualquier documento que requiera de seguridad criptográfica a la vez que testimonio público… un día, todos estos fenómenos sociales y legales estarán sustentados por la transparencia innata a la cadena de bloques, favoreciendo la descentralización y apuntando hacia una sociedad más justa e informada. Esta es, reitero, la belleza de los contratos inteligentes y la cadena de bloques.

LOGO BBLOCK

¿BUSCAS INFORMACIÓN ALPHA?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN GRATIS Y RECIBE UN CORREO A LA SEMANA CON INFORMACIÓN ALPHA SOBRE CRIPTO 🙂

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.