Skip to main content

Introducción

Normalmente cuando hablamos de tokenizar se nos vienen a la cabeza productos como criptomonedas, NFTs y este estilo de activos que han tenido mucho auge en los mercados digitales.

La tokenización empieza a asentarse dentro de la industria siendo una tendencia creciente en el mundo de las finanzas tradicionales, también en otros sectores, como por ejemplo, real state, pero queremos mostraros algunos otros que pueden no ser vistos a primera vista:

  • Bienes raíces: se permite comprar y vender pequeñas partes de propiedades, lo que aumenta la accesibilidad y liquidez.
  • Arte y coleccionables: puede permitir a los inversores comprar y vender pequeñas partes de estas piezas, reduciendo las barreras de entrada a los inversores.
  • Acciones, bonos y fondos: es aquí donde entrará una parte regulatoria “pilot regime”, que profundizaremos a lo largo del artículo
  • Energías renovables: reduce las barreras de entrada y permite más rotación de activos ampliando mercado dado que actualmente en muchos casos una placa es una inversión grande para un particular
  • Financiación colectiva: da las empresas posibilidades para recaudar fondos de una amplia base de inversores a través de la venta de tokens, lo que reduce los costos y la complejidad de las transacciones.

Dentro del mundo digital, las finanzas DEFI y las criptomonedas, van pasito a pasito hacia la adopción general. Esta evolución no está siendo sencilla, gracias a regulaciones como MICA está creciendo, sin embargo, la tokenización puede ser adoptada de una manera más sencilla.

Ejemplo de tokenización de activos
Ejemplo de tokenización de activos

¿Qué nos puede ofrecer?

Tokenizar cualquier producto u objeto no fungible permite que cualquier activo con indiferencia de su índole se divida en pequeñas partes. Posteriormente, las partes se convierten en tokens digitales que pueden ser comprados y vendidos por los inversores.

Como norma general los tokens representan una participación sobre el activo tokenizado, pero en algunas ocasiones representa una porción de los ingresos que genera.

Su principal ventaja es que quita la barrera de entrada en activos de mucho valor dado que la fragmentación, permite que otros inversores con menos capacidad adquisitiva puedan entrar a invertir en esta tipología de activos.

En términos operativos se reducen los costes y la complejidad de las transacciones, en parte por las bonanzas de la tecnología subyacente blockchain encargada de gestionar y verificar el proceso de intercambio o compra y venta.

Dado que la blockchain realiza un registro permanente e inmutable, el inversor puede ver de manera clara y trasparente toda la información, generando por lo tanto un valor añadido respecto a otros activos en los que estos procesos dependen de terceros y son más opacos.

Futuro de la tokenización de activos

En la actualidad, productos como NFTs han demostrado mover cifras escandalosas y a su vez ciertas estafas, lo que ha provocado que este producto en concreto no tenga el tirón que se le esperaba, un poco a contracorriente respecto a la dinámica de mercado.

Según las fuentes consultadas, el mayor NFT vendido en la historia ha sido The Merge con un total de 91.8 millones recolectados. Cifras que hablan claro del apetito hacia estos productos, aunque no representa la globalidad de esta tendencia.

Revisando las cifras globales, bajo esta tendencia podemos ver un crecimiento de cuatro cifras desde 2022 hasta 2030. Esto es uno de los crecimientos más grandes que se pueden ver, llegando a cifras muy significativos sobre el PIB mundial:

Tabla

Este crecimiento elevaría el impacto de la tokenización  entorno al 10% del PIB mundial.

Finanzas tradicionales: Pilot Regime

Dentro de las entidades bancarias los procesos de tokenización están muy presentes, dado que les permite sacar nuevos productos e incluso de una manera más rápida y eficaz. Ante este interés ha nacido el reglamento europeo Pilot Regime, con el objetivo de transformar las infraestructuras de mercado actuales.

El objetivo del Pilot Regime es crear un régimen homogéneo de pruebas en el espacio europeo para el uso de DLT y blockchain en los mercados de capitales alternativos. Durará alrededor de 6 años y será fundamental para la industria.

Todos los instrumentos financieros que están presentes en el Pilot Regime, están actualmente regulados bajo MIFID. Por ello, el Pilot Regime ayuda a entrar estos productos tokenizados, puesto que permite una serie de exclusiones regulatorias, que facilitan la inscripción de proyectos mediante la unión de distintas entidades.

Muchas entidades bancarias, Fintech y empresas del sector tecnológico, actualmente, están desarrollando proyectos en el sandbox de la CNMV. En los próximos meses evolucionarán para pasar estos proyectos u otros nuevos al entorno del Pilot Regime.

Este contexto permitirá una creación de productos más sencilla y la creación de un nuevo mercado controlado, lo que provocará una mayor adopción en el sector y la ayuda a los reguladores para poder generar una regulación acorde a los proyectos presentados.

Hasta la fecha, el alcance de productos no es demasiado amplio:

  • Acciones: cuyo emisor tenga una capitalización bursátil o una capitalización bursátil estimada inferior a 500 000.000EUR
  • Bonos: otras formas de deuda titulizada, incluidos recibos de depositario representativos de dichos valores o instrumentos del mercado monetario. Son excluidos aquellos que incorporen un derivado o una estructura que dificulten que el cliente comprenda los riesgos asociados.
  • Participaciones en organismos de inversión colectiva (fondos)
descarga

Impacto y colaboraciones

Algunas de las entidades importantes en el sector actualmente tienen en cierta medida la diana puesta en su espalda, dado que las bonanzas de la tecnología puede dejar varios de sus negocios afectados o incluso fuera de la ecuación.

Muchas entidades o empresas que actualmente no pertenecen al mundo tradicional, están trabajando para adaptarse a la normativa y poder participar en estos proyectos. Muchas de ellas están ligadas 100% a los mundos de blockchain e innovación.

Sin embargo, en muchas ocasiones no pueden acudir directamente, debido a que necesitan ciertos servicios o ciertas normativas que por el momento no cumplen. Es donde en muchas ocasiones aparecen las entidades más tradicionales como por ejemplo las entidades de crédito, que si las cumplen.

Esta tesitura nos lleva a un nuevo paradigma donde las empresas más disruptivas se aliarían con las empresas de banca tradicional. Estas alianzas fomentan nuevos proyectos para entrar a este régimen piloto y con ello evolucionar en la prestación de los servicios.

colores unidos 20 3824621

Conclusiones

  1. Tokenizar productos más parecidos a los clásicos ofrecerá una adopción más rápida.
  2. En el futuro, los bancos adoptarán las monedas digitales de los bancos centrales, las denominadas CBDCs. Estos productos del Pilot Regime podrán adoptar esta nueva moneda en régimen de pruebas.
  3. Las empresas tecnológicas más ligadas al mundo cripto se unirán al sistema tradicional buscando generar valor y nuevos productos.
  4. El mundo digital en todo su entorno será mejorado con la implementación del Pilot Regime, fomentando en general el uso de muchas redes de criptodivisas.
  5. Todo el ecosistema cripto crecerá gracias al uso de la tecnología en la tokenización y la generación de nuevos productos.
LOGO BBLOCK

¿BUSCAS INFORMACIÓN ALPHA?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN GRATIS Y RECIBE UN CORREO A LA SEMANA CON INFORMACIÓN ALPHA SOBRE CRIPTO 🙂

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.